GRAN HISTORIA DEL SHAPER OMAR FOGLIA

La gran historia de Omar Foglia shaper y soul surfer de PR

Omar H. Foglia  “soul surfer” y de los pioneros haciendo tablas de surfing en Puerto Rico nos cuenta sus vivencias en el deporte del surfing.

 

Alejandro:  Donde vives?

Omar H. Foglia:  Actualmente vivo en Coral Springs Florida.  Viví por 30 años en Puerto Rico el cual considero mi patria.

 

Alejandro:  A que te dedica?

Omar H Foglia:  Actualmente a Bienes Raices.  Fabriqué tablas de “surfing” desde el 1971 hasta finales de los 80’s (Las tablas DEAKI).

Alejandro:  Cuando comenzó a surfear?

Omar H Foglia:  Empezé a surfear en 1970 en Pinegrove, Isla Verde, P.R.

Alejandro:  Que lo motivó a surfear?

Omar H Foglia:  La película The Endless Summer.

Alejandro:  Que marcas y medidas de tablas y de quillas usas y porque las prefieres?

Omar H Foglia:  Empezé con tablas prestadas y luego con Longboards viejos y rotos que comprabamos por $10, los cortabamos con serruchos para hacerlos más pequeños.

Mi primera tabla comprada fue una G&S Spear roja que le compré a Monty Smith por  $70.00, la segunda fue una John Arnold,  yo iba al Barn de Monty y le daba $5.00 todas las semanas hasta completar el pago.

Más adelante con End Bender, Bill Baulk nos hacía las tablas a John Porter, Jon Dam, Carl Kuhn y otros ya para los años 72 y 73.

Con los hermanos Meyer (Diego Y Darío) nos inspiramos a  hacer  nuestras propia tablas , sin saber nada de fiberglass y sin herramientas le arracabamos el fiberglas a las tablas viejas y la rediseñabamos, trabajando en el garaje de la casa de John Porter, en La Muda en Caguas.  Tambien empezé a hacer mis tablas en las escaleras del condominio donde vivía, trabajaba toda la noche y recojía todo antes de saliera el sol y llegaran los conserjes, escondía la tabla y las herramienta en el techo del edificio hasta la próxima noche.  Otra vez utilizé la parte de almacén en el restaurant de mi Papá en el Viejo San Juan para láminar la tabla (ponerle el fiberglass) trabajé toda la noche, lo hice sin permiso y al día siguiente mi papá no podía abrír el restaurant por la peste a resina que dejé!!




Más adelante, cuando regresé de Hawaii en el 1976, empezé a hacer mis tablas para la venta bajo el nombre DEAKI, trabajaba en el patio de mi casa en una caseta de metal que compré en SEARS.  El nombre DEAKI surgió en el avión al ver desde el aire a Puerto Rico, escribí en una servilleta del avion (EASTERN) la palabra De Aquí , luego la taché y lo escribí de nuevo como DEAKI.

Estuve fabricando tablas por muchos años para Puerto Rico y Republica Dominicana.  En la RD le hacía las tablas para El Equipo Nacional bajo el auspicio del Ron Siboney.

Ya para el 1978 me mudé a la casa de playa de la familia Valencia donde tenía mi “shaping room” fueron unos tiempos increíbles viviendo en esa casa , primero con mis grandes amigos Carlos ” Frog” Ramos y Carlos “Chino” Siao y luego cuando me case con mi esposa Clara.

Podíamos hacer las tablas y probarlas inmediatamente en Caballos (mi spot favorito, mar afuera).  Yo tenía un Hobbie Cat y un Zodiac con racks para llegar a Caballos en pocos minutos cada vez que rompía, muchas veces surfiando solo, mi eterno compañero de surfear Caballos fue Charlie Miranda que se pasaba mucho en casa.

También en mi “shaping room” trabajó Owl Chapman cuando vino a Puerto Rico en los 80′, otro visitante a mi casa fue Mark Foo, que en paz dencanse.  Llego con Tony Aruzza y nos enseñó películas (Super 8) de Hawaii para que vieramos la diferencia entre las tablas single fin y algo nuevo que eran las tres quillas.

Las tablas DEAKI en los tiempos de la casa de Pinegrove, las terminaban com el fiberglass los hermanos Schapper y muchos de los “airbrush:  artísticos los hacia Carlos “Frog”.  También hice en esa casa la segunda tabla 4 fin en Puerto Rico, la primera la hizo Otis Schapper, muchos la vieron y la criticaron como algo exagerado y uno le llamo “Ridículo”.  En un contest de Rincón un corredor de las tablas Caster de California me preguntó sobre mi tabla con las cuatro quillas, porque nunca había visto algo así, se la presté y luego le marqué en su Twin Fin donde colocar las otras dos quillas, un año más tarde las cuatro quillas empezaron a aparecer por todo el mundo, que ahora le llaman quad.

Nunca tuve miedo de experimentar con las tablas y no hacer caso a las criticas!




Yo salia para la Republica Dominicana todos los meses con las tablas que me ordenaban, a veces iba en un avion de carga, de la familia de un surfer Dominicano que yo le hacia las tablas, viajaba gratis con todas las tablas agarrado en la parte de atras del avión con una soga!

Cuando llegaba a Santo Domingo todos los muchachos me estaban esperando en el “Drakes Pub” que era como un Shannon’s. Después de entregar las tablas y festejar saliamos todos en caravana a surfear de madrugada.

Alejandro:  Cuales son tus movimientos preferidos y porque?

Omar H Foglia:  Yo no tenía movimientos favoritos, pero como todos, me gustaba el tubo.  Lo que sí me gustaba era tratar cosas diferentes y me pasaba tratando de hacer el 360 y lo que ahora le llaman el floater, tuve la suerte de tener fotos de eso, ya que en nuestros tiempos era difícil de encontrar un fotógrafo.

Yo siempre fuí lo que le llaman un “Soul Surfer”.

Alejandro:  Has vivido algún momento extremos surfeando?

Omar H Foglia:  Lo más extremo fué en el 75 al 76 en Hawaii.  Llevabamos 2 días viendo al North Shore demasiado grande para surfear, al tercer día Waimea estaba casi corrible y unos pocos lo intentaron con el helicoptero rescatandolos. Yo presencie ese espéctaculo todo el d;ia, esa noche no pude dormír, en el parque de Haleiwa donde vivíamos en una caseta, yo sentia como temblaba el terreno y el ruido del mar con cada set que rompía.  Al amanecer cuando nos ibamos a montar en el carro para ir a ver Waimea de nuevo yo le dije a los muchachos “esperen” y busque mi tabla, ellos me preguntaron que  para donde yo iba con la tabla, y yo les dije que me queria meter en Waimea y me dijeron que estaba loco porque mi tabla era una 7’10”!

LLegamos a Waimea y ese día estaba enorme pero corrible, ese momento no lo puedo olvidar porque me enfrenté al miedo y a la decisión de meterme por primera vez a Waimea, el sitio que soñé desde chamaquito que veía en las revistas. Por la playa y la carretera estaba todo el mundo mirando, habían ambulancias y helicoptero.  Agarré mi tabla y caminado hacia la orilla sentia las miradas de la gente preguntandose que para donde yo iba con esa “tablita” y que “quien será ese gremaso” empeze a encerar la tabla y de repente ví a los hermanos Aikau. Eddie y Clyde que llegaban a la orilla, y Eddie me preguntó que para donde yo iba con esa tabla, y yo le dije “alla afuera con ustedes” el dijo “wrong board, right attitude”.

Después de una hora de estar aterrorizado y el que dice que no tiene miedo, miente.  Eramos como veinte en el agua, llego un set y yo era el que más afuera estaba con otros dos, sólo recuerdo que empezé a paletear para cojer la ola más grande que jamás había visto de cerca, el  “spray” del lip me segó.  Yo oía gritos de los demás diciendo “GO! GO! y con el corazón en la garganta me paré y bajé casi en el aire , mientras ví al que se tiró al lado mío callendo en el vacío sin tabla.  Solo duro unos segundos y de repente estaba en el medio de la bahía parado en mi tabla y al terminar levanté los brazos al aire, mire el cielo, grité y me eché a llorar.   Al regresar al line-up los otros me miraron y me dieron una sonrisa, ellos eran todos mis heroes que yo recortaba sus fotos cuando joven para pegarlas en la pared de mi cuarto.  Yo tenía 17 años, era un surfer como cualquier otro y Dios me puso en la experiencia de mi vida.

La segunda ola fue algo igual, pero el viento me quitó la tabla de abajo de los pies y me fuí en el vacío, la ola me dió vueltas debajo del agua y lo que veía era oscuridad y pense que era el final, al salír a la superficie ví al helicoptero y el hombre me señalaba que mi tabla se la llevaba la corriente me siguieron por el aire hasta que la encontré.  Ahí me salí y mis amigos me preguntaban que como fue y yo no podía hablar porque mis dientes no paraban de temblar!

En la ultima competencia del “Eddy” ahora en el 2016 en Waimea cuando Clyde Aikau se refirió a que Waimea no se ponía así hace 40 años.  Se estaba refiriendo a esos 3 días inolvidables en el 1976.

Alejandro:  Cuales son tus “surfing spots” favoritos y por que los prefieres?

Omar H Foglia:  Mis surfing spots favoritos siempre fueron y serán Caballos y Tablerock en Puerto Rico.  En Hawaii me gusta Laniakea y Silver Channels como tambien los más conocidos como Sunset , Haleiwa, y Makaha por el Backwash!

Alejandro:  Has tenido experiencia competitiva?

Omar H Foglia:  Mi experiencia competitiva fué muy poca , no eran tan popular para mis tiempos la competencia, nosotros eramos más ” Soul Surfers” que nada y yo no tenía realmente las destrezas necesarias de un surfer competitivo.  Llegué a un par de finales en los setenta y fué más bien “gufeando” con los panas.  Mi único trofeo es una maderita con la fecha del evento JAJA!!

Alejandro:  Cuales son tus planes futuros en el deporte?

Omar H Foglia:  No tengo planes futuros en el deporte, salvo empezar a surfear de nuevo a los 60 años en Puerto Rico y aquí donde vivo en la Florida.  Quiero “shapear” de nuevo tablas en el shop de mi gran hermano Nestor “Pelicano” eso es algo que sueño todos los días!  No quisiera que la marca DEAKI muera conmigo y vivír lo suficiente para contarles a mis nietos todas las historias de una epoca tan increíble como lo fué la nuestra.  Ya me imagino a los nietos, ” ahí vá el abuelo de nuevo con la historia de Waimea y Caballos” JA JA JA!!




Alejandro:  Tienes algún comentario o consejo para la comunidad de surfing?

Omar H Foglia:  Quisiera compartÍr con los jovenes nuestras aventuras para que recuerden que lo importante del “surfing” son las amistades que haces en el camino y que siempre le agradezcan a Dios porque somos bendecidos en poder disfrutar del mar y sus maravillas.  La violencia en el agua, las malas vibras no son necesarias.  Siempre aprovechen la oportunidad de viajar y aventurar mientras son jovenes y que la vida no les pase sin todas estas buenas experiencias.

John Porter, Puru Gorbea, Marco Rivera (Quien se fué por via del Coast Guard) y yo en el 1975 nos fuimos a Hawaii con $40 dolares y tres potes de mantequilla de maní.  Llegamos a Miami desde Puerto Rico con tres maletas y tres “sleeping bags” y pedimos pon por todo Estados Unidos , luego en un carro que nos regalaron “El Lightning Bolt Chevi” porque le pintamos un lightning bolt en el bonete.  Nos tardamos 3 meses en llegar a Hawaii, pasamos hambre, nos atacaron unos Rednecks, nos metiron presos en Nuevo Mejico, solo por tener pelo largo, dormimos adentro del carro, nos bañamos en baños publicos y a veces lo único que teníamos para comer era un “Snickers Bar” que racionabamos en pedasitos.  En Hawaii vivimos en una caseta en Haleiwa hasta que una tormenta nos dejo sin caseta ni ropa, solo salvamos las tablas, y pasamos unos día durmiendo en un baño público, donde a Puru le dió una pulmonía.  Después nos mudamos a otra caseta que nos regalaron e Mokuleia , donde pasamos el resto del tiempo hasta que nos regresamos a Puerto Rico y en ese avión al ver la preciosa isla de Borinquen desde el aire nos pusimos a gritar y a cantar en el pasillo del avion y ahi nacio DEAKI.

No cambiaría nada.

One comment

  1. Bella historia de coraje y fe en lo que es nuestro don. Sigue adelante con Deaki….. los sueños no mueren se transforman como las olas……historia que inspira a seguir adelante por lo que nos gusta……

Leave a Reply

draw-freehand.png
Que opinas?
 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.